Inicio >> Testimonio
Contacto....
Español . . English


NEUROFEEDBACK

Orígenes

Qué es

El Método NeurOptimal®

Testimonio
EL CEREBRO

Nuestro Cerebro

La Neuroplasticidad

Hábitos saludables
SESIONES

Desarrollo

Alto Rendimiento

¿Quién puede beneficiarse?
Hola. Mi nombre es Encarnita. Tengo 45 años.

Hace 5 años, exactamente en el mes de mayo del año 2006, empecé de pronto y sin explicación a sentirme mal. Estaba trabajando en una guardería en la cual mi compañera Mónica y yo teníamos 25 niños.

Con el paso de los días, mis síntomas empezaron a empeorar con episodios repetidos de decaimiento físico y nuevos síntomas iban apareciendo con una sensación permanente de estar mareada y una fatiga psíquica acompañada de una alteración de mi estado de ánimo. Me sentía aturdida, mareada y con un embotellamiento cerebral que me incapacitó para seguir trabajando en la guardería.

Fui al médico. Me hicieron pruebas analíticas y un estudio neurológico completo con una Resonancia Magnética Cerebral en la que apreciaron diez lesiones, situadas en la sustancia blanca de ambos hemisferios cerebrales, que podían representar focos de gliosis de diverso origen. Sin embargo, estas lesiones resultaron inespecíficas al descartarme enfermedades degenerativas tras las analíticas con estudio de hipercoagulabilidad, punción lumbar y demás pruebas realizadas. Entonces, los médicos me diagnosticaronDepresión severa con ansiedad y trastornos por somatizaciones.

Se me trató con ansiolíticos, antidepresivos y medicamentos contra los mareos (Adaptan, Tanakine) que no hicieron efecto sino al contrario ya que empeoraron mis síntomas. Hace 2 años, empecé a probar terapias alternativas como por ejemplo la Ozonoterapia y la Homeopatía, sin mejoría alguna.

Por último, y ya con mi esperanza agotada, probé un método basado en la plasticidad natural del cerebro llamado NeurOptimal®. Es un método de autorregulación cerebral. Después de 4 sesiones (una cada 15 días), empecé a apreciar una mejoría de mis síntomas. Entonces, Anick me recomendó hacer 4 sesiones seguidas (dos a la semana) como si fuera untratamiento de choquecosa que no hice anteriormente por falta de tiempo.

Efectivamente, así ocurrió, mis síntomas empezaron a mejorar espectacularmente: la fatiga psíquica y el embotellamiento cerebral, con el que había convivido durante cinco largos años, desaparecieron e incluso mi estado de ánimo cambió, volviendo a ser la persona alegre y vital que era antes de mi enfermedad. Ahora, tengo ganas de volver a trabajar y mi vida, como esposa y madre, ha mejorado también notablemente.

Antes de terminar, quisiera añadir que espero que mi testimonio ayude a muchas personas a solucionar sus problemas de salud y sobre todo a mejorar su calidad de vida y que confíen en el método NeurOptimal®. Muchas gracias.

Un cordial saludo y un fuerte abrazo,

Encarnita Gutierrez                          Noviembre 2011                            Estepona (Málaga)